7 Razones para viajar a Samaná, paraíso natural en República Dominicana

Si cuando piensas en Punta Cana o en República Dominicana te vienen a la cabeza kilómetros de arena blanca, agua turquesa y resorts de todo incluido, sigue leyendo porque este país tiene mucho más que ofrecer.

¿Por qué Samaná es tan especial?

Porque podemos considerar este rincón de República Dominicana el lugar ideal para viajeros exigentes, algo más virgen y auténtico que otros rincones del Caribe más conocidos y explotados a nivel turístico (sin desmerecerlos).

Playa El Valle, Samaná
Playa El Valle. Una playa vírgen de las más bonitas de Samaná

Y es que República Dominicana tiene mucho que ofrecer a los viajeros ya que existen rincones solitarios alejados de la masificación turística y perfectos para perderse.

Samaná es una de esas joyas de las que hablamos. Y es que esta península, situada al noreste de la República Dominicana, está llena de paisajes solitarios y lugares de una belleza extraordinaria y repletos de naturaleza salvaje

Se trata de una de las zonas más vírgenes del país, ¡Es naturaleza en estado puro!

Además podrás disfrutar de pueblos pesqueros y ciudades auténticas donde la mezcla cultural y étnica te van a atrapar. Vegetación selvática, cocoteros, ballenas, playas espectaculares y mucho más.

7 Motivos para viajar a este paraíso natural

Este paraíso ha sabido crecer a nivel turístico respetando su entorno y su naturaleza, teniendo lugar una integración equilibrada de las estructuras turísticas y el paisaje

Además la provincia de Samaná ¡Cuenta con su propio aeropuerto! Te damos 7 razones por las que vale la pena viajar a este paraíso.

Playas vírgenes (o semi-vírgenes)  y paradisíacas 

Samaná alberga algunas de las playas mejor valoradas del Caribe. Te mostramos algunas: 

  • Playa Rincón 
Plata Rincón, Samaná
Vista aérea de Playa Rincón en Samaná

Es una de las playas más conocidas y desde hace años es considerada por diversos rankings en internet como una de las mejores playas del mundo

Es una playa de aguas cristalinas, muy natural e ideal para caminar ya que cuenta con kilómetros de arena blanca y fina (es bastante larga). 

Además, está rodeada de cocoteros, lo que ofrece algo de sombra para escaparse del sol. 

Y si estás pensando en disfrutar de algún aperitivo, no te preocupes porque hay puestos para picar algo y beber.

  • Playa Portillo

Portillo es otra playa con cocoteros, arena fina e ideal para pasear, nadar y hacer snorkel

En la orilla, se pueden ver los corales y una gran variedad de peces, sus aguas son poco profundas y quienes la visitan destacan la tranquilidad de la marea.  

Una playa perfecta para pasar el día con amigos, pareja o con la familia al completo.

  • Playa Frontón

Una playa espectacular a la que se puede llegar en paseo en bote desde las Galeras. 

Quienes la han visitado la catalogan como “una playa fuera de lo común”.  Llena de vegetación y rodeada por un gran acantilado, entre palmeras y agua cálida. 

Hay que tener algo de cuidado con las piedras y los erizos, pero si valoras las playas más salvajes es un lugar que no te puedes perder.

Pueblos pesqueros y paisaje natural

Pescadores en Las Galeras, República Dominicana
Pescando en Las Galeras, Samaná

Largas playas de arena blanca, montañas verdes y diversos ríos y cascadas se combinan con pequeños pueblos pesqueros bañados por aguas cristalinas.

Destaca el antiguo pueblo de pescadores de Las Galeras y otro en la zona de La Terrera

Pueblecitos que son una muestra de la sencillez de los habitantes de Samaná, donde se vende artesanía y puedes disfrutar de la comida típica de República Dominicana (no te vayas sin probar la especialidad de esta región; el pescado con salsa de coco).

Cayo Levantado 

Marisco en Cayo Levantado, Samaná
Cayo Levantado en Samaná

Se trata de una pequeña isla frente a la costa de Santa Bárbara de Samaná con dos playas a las que se puede acceder a través de pequeños botes que salen del Puerto.

Te ofrece la posibilidad de disfrutar de un almuerzo con platos locales en los puestos que hay cerca de la playa.

Cayo Levantado también es conocida como la ‘isla Bacardí’ por el famoso anuncio de Ron Bacardi que se rodó con la isla idílica (y desierta) de fondo. 

Avistamiento de ballenas

Barco avistamiento Ballenas, Samaná
Avistando ballenas en Samaná
Ballenas saltando Bahía de Samaná
Ballenas saltando en la bahía de Samaná

Las ballenas jorobadas tienen una forma corporal característica, aletas pectorales de gran longitud y nódulos sensoriales en la cabeza. 

Se alimentan de pequeños peces y de kril y migran a aguas tropicales y subtropicales en invierno para reproducirse.

Se caracterizan, entre otras cosas, por sus curiosos impulsos a la superficie del agua, golpeándola con sus aletas y sus impresionantes saltos. Además los machos emiten un canto que parece estar relacionado con el apareamiento. 

Todo un espectáculo que puede observarse desde pocos metros de distancia en diversas actividades en Samaná.

La estación de ballenas jorobadas tiene lugar de enero a marzo, período en el que la Bahía de Samaná es el lugar idóneo para ser testigo de esta maravilla de la naturaleza. 

Además, desde 2011, la República Dominicana es miembro de pleno derecho de la Comisión Ballenera Internacional, teniendo voz y voto en las decisiones del organismo, que regula, entre otras cuestiones, la caza de cetáceos.

  • Museo de las Ballenas. 

Para descubrir la historia de las ballenas jorobadas en la costa noroeste de República Dominicana te recomendamos visitar el Museo de las Ballenas en Santa Bárbara

Entenderás por qué Samaná es uno de los santuarios de ballenas jorobadas más importantes del mundo y podrás descubrir uno de sus mayores atractivos; el esqueleto de una ballena jorobada encontrada en los 90. 

Santa Bárbara de Samaná

Casa verde en Santa Bárbara, Samaná
Casitas de colores en Santa Bárbara de Samaná

Santa Bárbara de Samaná, capital de la provincia de Samaná y del municipio de mismo nombre, es una ciudad tranquila y que destaca por sus casas a todo color. 

Los famosos dos Puentes de Samaná conectan Cayos Linares y Vigía, y una de las principales visitas a la ciudad se hace a la famosa Churcha, una iglesia del siglo XVIII emblema de la ciudad.

Parque Nacional de los Haitises

El Parque Nacional de los Haitises es un lugar mágico de unos 600 kilómetros cuadrados de naturaleza pura; vegetación selvática, colonias de aves, bosques de manglares, cuevas, bahías…

Desde la marina de Samaná se puede acceder a este parque en barco, y es una de esas visitas obligadas si quieres conocer Samaná en profundidad.

Quienes han visitado este parque coinciden en la belleza natural de los cayos y la gran variedad de aves que alberga. Además en las cuevas pueden observarse estalactitas y pinturas en sus paredes que cuentan la historia de los indios taínos. 

El Salto del Limón. 

El Salto del Limón es una cascada ubicada en el interior de la sierra de Samaná y de unos 50 metros de altura.

El camino para acceder es un paisaje selvático atravesado por ríos e increíbles senderos.

Se puede acceder tanto a pie como a caballo y además de impresionar por su belleza, las diversas excursiones que se realizan a esta cascada terminan con un chapuzón refrescante en la “piscina” en la que termina la cascada. Una vista obligada.


Sin duda, Samaná es uno de esos rincones del caribe que no te puedes perder.